1. Home
  2. Noticias
  3. Las bases de ERC piden a Junqueras subir el volumen de la reivindicación independentista | Cataluña

Las bases de ERC piden a Junqueras subir el volumen de la reivindicación independentista | Cataluña

0



Las bases de Esquerra Republicana (ERC) ven necesario subir el volumen de la reivindicación independentista en el discurso político de la formación. Ese es el resumen de la asamblea abierta que se ha celebrado este martes por vía telemática y que ha durado un poco más de tres horas. Participantes en el encuentro consultados por este diario han asegurado que tanto el presidente Oriol Junqueras como la secretaria general, Marta Rovira, han aceptado modular la estrategia pero han descartado hacer autocrítica sobre el resultado de las pasadas elecciones municipalesdonde el partido se dejó 300.000 votos con respecto a 2019 y quedó en tercera posición tras el PSC y Junts. Algunas intervenciones también han criticado la designación a dedo de Gabriel Rufián por parte de Junqueras para que repita como cabeza de cartel en las generales de julio.

“El clamor mayoritario ha sido poner la independencia en el centro del discurso”, ha explicado uno de los casi 400 militantes que se han conectado para escuchar las explicaciones de Junqueras y Rovira. “Hay quien cree que hemos abandonado reivindicación nacional y han expresado esa preocupación”, ha dicho por su parte una voz de la ejecutiva de la formación. Ambas partes coinciden en que las intervenciones han sido constructivas, en un debate interno que cuestiona por primera vez de manera abierta al presidente. El tándem que dirige el partido ha achacado a la abstención la caída en el voto a ERC hace más de una semana y se han abierto a articular mejor la estrategia. Los resultados del 26-M no fueron los esperados, ha dicho Junqueras, pero “son los segundos mejores de la historia” en unas municipales para ERC.

En una parte de las bases entienden que la culpa del desmoronamiento es que los votantes penalizan los pactos con el PSOE en Madrid y con el PSC en el Ejecutivo catalán. Una idea que, sin embargo, los datos parecen desmentir y que, por ejemplo, no parece haber penalizado a Junts, que toda el mandato actual ha compartido ejecutivo provincial con los socialistas en Barcelona. Junqueras, explican esas voces, cree que hay cosas que “no se han hecho bien” pero insiste en que el problema es de comunicación y explicación de la acción de gobierno ante la ciudadanía no de fondo. Los máximos dirigentes se han ratificado en el pacto con Junts en el Ayuntamiento de Barcelona donde, han aceptado, parte de sus votantes les han abandonado por Xavier Trias.

Algunas de las intervenciones, han explicado esas voces, han abogado por “un cambio” en la cara visible para el 23-J. Junqueras, hace una semana, aseguró que Rufián era “el mejor” candidato, algo que fue interpretado como un intento del presidente republicano de parar en seco cualquier debate. El aún portavoz en el Congreso ya certificó el pasado lunes, en Twitter, la apuesta por que en la campaña que viene se suba el tono contra Pedro Sánchez y erigirse como la única fuerza que garantiza que su voto en la investidura no acabará facilitando un Ejecutivo del Partido Popular. Rufián cree que sólo el buen resultado de su formación y Bildu son garantía de que eso no pase.

“La clave no es que el PSOE tenga fuerza para frenar lo que tiene a su derecha, la clave es que ERC y Bildu la tengan para obligarle a pactar con lo que tiene a su izquierda”, escribió en la red social. Pero en esa coyuntura, sin embargo, “el precio” según Rufián debe poner a Sánchez a elegir entre “Cataluña o Vox”. “Si hace 4 años el precio de la investidura fue la creación de un espacio de negociaciónhoy ese precio debe subir”, ha insistido.

Fijar ese precio, ha ahondado, debe ser “compartido y defendido por todas las fuerzas políticas independentistas”, sin especificar el alcance. La hoja de ruta de los republicanos, tras lograr en la mesa de diálogo que se modificara la situación de procesados y condenados por causas relacionadas con el procés, fija ahora intentar que el Gobierno apruebe la hoja de ruta sobre las condiciones para un referéndum pactado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

El Gobierno siempre se ha negado a abordar esa vía. Junts y la CUP, las fuerzas independentistas con representación en el Congreso, los comunes y el PSC también se han desmarcado de los intentos del Govern que preside Pere Aragonès para construir el llamado Acuerdo de Claridad, las condiciones sobre esa eventual votación sobre la independencia aunque sin fijar ningún calendario.

ERC ha justificado el apoyo a Sánchez, desde la moción de censura a Mariano Rajoy, en la creación de la mesa de diálogo entre los dos Gobiernos. Se trata de un órgano no previsto en ninguna normativa vigente y en el cual ambas partes aceptan poder hablar de soluciones políticas al conflicto político, sin entrar en los temas sectoriales que se abordan en la Comisión Bilateral que recoge el Estatut. Los republicanos han estado comprometidos con facilitar los Presupuestos Generales y la victoria en votaciones clave como la ley de vivienda. El PSOE permitió una controvertida reforma del Código Penal y concedió los indultos a los exconsejeros de ERC y Junts condenados en el juicio al procés.

ERC, el 26-M, fue la fuezra que obtuvo más concejales en Cataluña y se impuso en dos demarcaciones, pero perdió las alcaldías clave de Tarragona, Lleida y Sant Cugat entre otras. La fotografía en los 36 municipios del Área Metropolitana devuelven a la formación a los resultados de 2015, poniendo en duda que la ciudadanía compre el discurso de buenos gestores que han intentado ofrecer estos cuatro años.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Gorjeoapunta aquí para recibir nuestra newsletter semanal





Source link

Facebook Comments Box
error: Content is protected !!