1. Home
  2. Noticias
  3. Los circuitos americano, europeo y la liga saudí se unen para firmar la paz en el golf | Deportes

Los circuitos americano, europeo y la liga saudí se unen para firmar la paz en el golf | Deportes

0



Fin a la gran guerra en el golf mundial. Los circuitos americano (PGA Tour), europeo (DP World Tour) y el Fondo de Inversión Pública saudí (PIF), organismo que regula la rompedora liga saudí de golf, LIV Golf, han anunciado este martes de manera sorprendente un acuerdo para firmar la paz en el conflicto que desde hace dos años ha dividido el deporte en dos y ha abierto una brecha nunca antes vista. Las tres grandes organizaciones formarán a partir de ahora una asociación única que juntará sus fuerzas para explotar de manera común los negocios y derechos comerciales en todo el mundo.

Se pone fin así a un conflicto que nació en marzo de 2022 y que partió el golf por la mitad. Por una parte, los jugadores que permanecieron en el bando de los circuitos tradicionales, el PGA Tour y el DP World Tour, y por el otro quienes aceptaron la gran bolsa de premios económicos y un nuevo modelo deportivo (torneos de tres jornadas en lugar de cuatro, citas sin corte y una modalidad por equipos) para cambiar de camiseta. En el primer equipo, figuras como Jon Rahm, Scottie Scheffler, Rory McIlroy, Jordan Spieth, Justin Thomas… En el segundo, Dustin Johnson, Brooks Koepka, Phil Mickelson, Sergio García, Cameron Smith… De repente, unos contra otros y el golf dividido en dos formaciones. Los rebeldes pagaron las consecuencias: fueron excluidos de sus antiguos circuitos, algunos recibieron multas económicas y dejaron de puntuar en el ránking mundial, lo que suponía una enorme dificultad para clasificarse para los grandes, por ejemplo. De fondo, la imposibilidad de que referentes como Sergio García pudieran enrolarse en el equipo europeo de la Ryderque celebra su próxima edición en septiembre en Roma. Frente a la millonada saudí, que invirtió 250 millones de dólares en su primer curso, el PGA Tour respondió con la misma moneda, aumentando considerablemente, hasta los 20 o 25 millones por cita, el dinero que se repartía en los torneos más destacados.

La situación había llegado a un punto de conflicto máximo y enfrentamiento continuo. El mismo Jon Rahm lamentó públicamente hace unos días, antes del Memorial Tournament, esta guerra: “La Ryder Cup son los mejores europeos contra los mejores estadounidenses, punto. Y pase lo que pase, para mí no debería importar quién juega o no en LIV Golf”.

Y de repente, cuando nadie lo esperaba, con la liga saudí en su segunda temporada (Valderrama acoge del 30 de junio al 2 de julio una cita de LIV Golf, la primera en España), ha llegado la paz. El acuerdo pondrá fin a los varios litigios judiciales entre los dos bandos, y cualquier jugador que desee volver a su antiguo circuito podrá solicitarlo al finalizar esta temporada. “Después de dos años de interrupción y distracción, este es un día histórico para el juego que todos conocemos y amamos”, ha expresado el actual comisionado del PGA, Jay Monahan. “Esta asociación transformadora reconoce la fuerza inconmensurable de la historia, el legado y el modelo competitivo del PGA TOUR y el DP World Tour y LIV – incluyendo el concepto de golf por equipos – para crear una organización que beneficiará a los jugadores de golf, a los patrocinadores, entidades solidarias y a los aficionados”. “El modelo LIV ha transformado el golf. Estamos orgullosos de asociarnos con el PGA TOUR para aprovechar el éxito sin precedentes de PIF y su historial de desbloquear el valor y llevar la innovación y las mejores prácticas globales a las empresas y sectores de todo el mundo. Estamos comprometidos a unificar, promover y hacer crecer el juego del golf en todo el mundo y a ofrecer un producto de la más alta calidad a los muchos millones de aficionados de toda la vida en todo el mundo, a la vez que cultivamos nuevos aficionados”, ha añadido Yasir Al-Rumayyan, gobernador del Fondo Soberano saudí.

A partir de ahora, las tres partes trabajarán en un calendario cohesionado de torneos a lo largo de la temporada, y PIF será inicialmente el inversor principal de la nueva entidad. A cambio, el PGA Tour nombrará a la mayor parte del consejo de administración y tendrá la mayoría de los derechos de voto. Este consejo directivo tendrá a Al-Rumayyan como presidente y a Monahan como director ejecutivo. Es decir, un pastel repartido en los despachos y un golf unido en el campo, con los jugadores de los dos bandos de nuevo compitiendo juntos, con la Ryder de nuevo en el pedestal, sin sanciones ni exclusiones. En medio de la gran guerra, la paz.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Gorjeoapunta aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link

Facebook Comments Box
error: Content is protected !!